El mercado de Tsukiji se transformará en un parque gastronómico

El Gobierno Metropolitano de Tokio anunció que una parte del conocido mercado de pescado de Tsukiji permanecerá en su céntrica sede actual, que será renovada en los próximos años para convertirla en un “parque temático gastronómico”.

La gobernadora de la capital nipona, Yuriko Koike, desveló en rueda de prensa sus planes para la mayor lonja del mundo y uno de los destinos más visitados de Japón, y cuyo futuro permanecía en el aire debido a las constantes revisiones del controvertido proyecto para su traslado.

El mercado, actualmente ubicado entre la Bahía de Tokio y el barrio comercial de Ginza, mantendrá en esta sede sus instalaciones de venta minorista, las cuales serán renovadas dentro de cinco años para convertirlas en una especie de “parque temático gastronómico”, explicó Koike en rueda de prensa.

Por su parte, el área mayorista del mercado, la que aglutina un mayor volumen de ventas y de clientes -profesionales de la restauración en su mayoría-, será trasladada a unas nuevas instalaciones en la isla de Toyosu, más adentrada en la Bahía de Tokio.

El traslado del mercado fue aprobado del Gobierno local en 2001 con objeto de ampliar y mejorar unas instalaciones de 80 años de antigüedad, pero el proyecto original fue retrasado en numerosas ocasiones debido a los problemas de contaminación detectados en la nueva sede.

El nuevo mercado mayorista aspira a convertirse en un “gran centro logístico” donde se aplicarán las últimas tecnologías, y su traslado descongestionará de tráfico pesado al centro de Tokio y permitirá una mejor conexión con el aeropuerto internacional de Haneda, también ubicado en la bahía de la capital.

Por el actual mercado de Tsukiji pasan cada día 10.000 toneladas de pescado, marisco y otros productos frescos venidos de todos los mares del mundo, unos 3.000 millones de yenes (26 millones de euros/28 millones de dólares), 20.000 trabajadores y unos 60.000 clientes, según datos del Gobierno metropolitano de Tokio.

Su traslado se integra en el proceso de renovación de la megalópolis para los Juegos Olímpicos de 2020, aunque quedó congelado después de que la gobernadora de Tokio emprendiera una revisión de sus costos a raíz de los fallos hallados en la construcción de las nuevas instalaciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s